5 € para tu próximo pedido

Subscríbete a nuestro newsletter y recibe un descuento de € 5 con tu próxima compra.

Puedes darte de baja en cualquier momento.

Bitte geben Sie eine gültige eMail-Adresse ein.

instrumentos silenciosos 6+ razones por qué valen la pena


Instrumentos de práctica para tocar Samba en casa: 6+ soplos que demuestran el gran efecto que este equipo puede tener

Samba de Enredo, Samba Reggae, Maracatú, Forró, Capoeira, Samba de Mesa, estilos mixtos - la música brasileña es tan diversa que casi ningún otro estilo musical en el mundo y ofrece una variedad infinita de instrumentos para elegir.

Probablemente, cualquier aficionado o percusionista de todos los niveles encontrará su lugar en la música brasileña, ya que la gran diversidad de instrumentos diferentes atrae a un amplio espectro de personas, desde principiantes interesados hasta semiprofesionales y músicos. Por no hablar de lo divertido que es tocar tambores en una batería o un bloco de muchas personas. Pero, ¿golpear un tambor ya equivale a tocar música? ¿Y cómo se puede mejorar rápidamente? ¿Qué herramientas hay más allá de los ensayos normales de una banda? ¿Cómo se puede hacer música de percusión viviendo en un piso pequeño con muchos vecinos?

Cada persona se une a un grupo musical con expectativas diferentes. Algunos sólo quieren tocar para divertirse un poco e ir a tomar una cerveza después con sus compañeros de banda. Otros tienen más ambición, practican, se perfeccionan, visitan talleres, se vuelven más creativos y también prueban otros instrumentos. Las técnicas de la percusión brasileña suelen solaparse, lo que significa que si se sabe tocar bien un instrumento, lo más probable es que se aprenda a tocar otro con una técnica similar con relativa rapidez. Pero, como con todos los instrumentos, se necesita mucha práctica.

Cómo llevar tu técnica de percusión al próximo nivel

Un buen comienzo para mejorar o aprender otros instrumentos de Samba es crear el hábito de tocar también fuera del ensayo - por lo menos de vez en cuando. Cualquiera que toque instrumentos clásicos como el piano, el clarinete o el violín estará muy familiarizado con este concepto, no hay manera de escapar de practicar varias veces a la semana. El principio será duro, no vamos a mentir. Te dolerán los dedos, los músculos aún son débiles, la técnica no está desarrollada, el sonido no es bueno. Pero todo esto son cosas abslutamente normales. Entonces, ¿cómo se puede superar este punto y mejorar? Después de todo, tambores de Samba percusión son instrumentos muy ruidosos y no todos pueden imponer eso a su residencia. ¿Y realmente es posible tocar la Samba sólo en casa, sin un grupo y sin los otros instrumentos? Nosotros pensamos que sí, es posible. Con un instrumento de práctica o un supuesto equipo silencioso.

6+ consejos sobre cómo un instrumento silencioso enriquecerá tus habilidades de Samba

1. Con un instrumento de práctica silencioso puedes ensayar discretamente en casa sin molestar a nadie
Muchos de nosotros vivimos en ciudades, a menudo en pisos pequeños con muchos vecinos u otros miembros de la familia, o conviviendo con personas que no tocan percusión y tampoco comparten esa pasión. En teoría, en la mayoría de los países la ley permite practicar un instrumento musical en casa durante un tiempo determinado al día o a la semana, pero definitivamente no quieres molestar a todo el vecindario aporreando la batería durante horas todos los días. Con un instrumento silencioso, puedes tocar en casa prácticamente a cualquier hora y nadie se dará cuenta. Por supuesto, incluso los instrumentos silenciosos no lo son al 100%, pero son lo suficientemente silenciosos como para no molestar a nadie y permitirte practicar con autenticidad. Tus compañeros de piso o tu pareja te lo agradecerán ;)

2. Te harás más fuerte y te acostumbrarás a los movimientos

Si aumentas tu "kilometraje de Samba", notarás muchos progresos en muy poco tiempo. Esto empieza físicamente. Tu cuerpo tiene que acostumbrarse al peso del instrumento y desarrollar los músculos en los lugares correspondientes. Si alguna vez has participado en un taller durante un fin de semana entero, seguro que recuerdas que vuelves a casa, entusiasmado, sintiéndote superfuerte y que tu forma de tocar ha mejorado mucho en muy poco tiempo. Eso es porque has puesto muchos "kilómetros" en tu samba-metro. Si sólo tocas una vez a la semana, será difícil llegar más allá de un cierto nivel. Los instrumentos de práctica pesan tanto como un instrumento real, y aunque el sonido sea silencioso, estás practicando en condiciones comparables a las de un ensayo normal de una banda. ¡Pruébalo!

3. Cuanto más relajado estés, mejor tocarás
De verdad, chicos:as, es súper fácil: si practicáis más, os relajaréis, y vuestro cuerpo también. Esto se reflejará inmediatamente en tu sonido. Un sambista relajado aporta un swing mucho más bello a la batería. Y también es mucho más agradable si no te te duelen todas las partes de tu cuerpo durante los tres días después de cada ensayo. Intenta tocar tu instrumento de práctica fuera del ensayo, en casa o en el parque, al menos una vez a la semana, sólo durante 15 minutos pero sin parar y incluye algunos breaks para que sea más divertido y no demasiado monótono.

4. Tocar solo resuelve muchas dudas
No hay preguntas estúpidas. Todo lo contrario. Cuantas más preguntas tengas sobre el sonido, la técnica de tocar, el estilo musical, los orígenes musicales, la interpretación y la ejecución, el orden de una Samba de Enredo, los instrumentos que la componen, etc., mejor. Esto demuestra que estás realmente intentando conectar con tu música. Cuando toques solo:a, te darás cuenta rápidamente de dónde te falta o de dónde estás inseguro musicalmente. La Samba no es un secreto - tu mestre o director de grupo estará encantado de ayudarte a resolver cualquier duda que tengas para mejorar tu forma de tocar y así contribuir a tu grupo.

5. Escucharse y verse tocar
Cuando toques con tu grupo, es posible que no siempre puedas oírte tocar, o al menos no en detalle. Una batería puede ser muy ruidosa o puede que te escondas musicalmente detrás de los músicos más dominantes porque eres nuevo o quizás no tan experimentado. Pero cualquier desperfecto puede percibirse bien desde el exterior, incluso si estás en medio de un bloco de 20 personas. Si practicas solo (sin tu bloco) de vez en cuando, notarás lo bonito que ya es tu swing, pero también te darás cuenta de los aspectos deficientes. ¡Eso es algo realmente bueno! Sólo así podrás identificar lo que aún necesita ser trabajado y apuntar a mejorar. Con un instrumento de práctica en casa, puedes tomarte las cosas con calma y llevar tus habilidades de Samba al siguiente nivel. Pídele a tu mestre que eche un vistazo a tu técnica de interpretación, a tu postura y haz que escuche tu sonido; luego utiliza este feedback en casa, quizás incluso frente al espejo - siempre es una experiencia reveladora.

6. Si tú tocas mejor, tu grupo también es mejor
Toda banda es tan buena como su miembro más débil. No se puede esconder entre los demás cuando se toca en la batería. Esta es una idea equivocada bastante frecuente. Si aún no estás seguro de cuál es tu papel musicalmente, o no estás seguro de tu ritmo, o no conoces el repertorio lo suficientemente bien, puedes ir a la batería con un instrumento de práctica. De este modo, formarás parte del grupo, obtendrás experiencia y una sensación completa de tocar, sin embargo, cualquier deficiencia permanecerá invisible y, sobre todo, no se escuchará. Cuando tengas la suficiente confianza, podrás cambiar a un instrumento normal. Con un instrumento silencioso, incluso podrías participar en una actuación ya en los primeros días de tu "carrera de Samba".

+ Recomendación para grupos:
Como comunidad, hazte con uno o varios instrumentos de práctica para que toda la banda los utilice y los sambistas puedan tomarlos prestados cuando tengan ganas de practicar, o para que los recién ingresados practiquen en casa. Los principiantes, por ejemplo, pueden tocar en la batería desde primera hora sin afectar a la rutina de los ensayos. Como efecto secundario, ganarán estaminia y podrán convertirse en una parte valiosa de una bateria aún más rápido. Los instrumentos de práctica silenciosos como inversión de la comunidad o del grupo son una compra sostenible que realmente vale la pena y beneficiará a todos los miembros.

Esto suena como si todo el mundo tuviera que tener un instrumento silencioso, pero hasta ahora todos nos las arreglábamos bastante bien sin uno, ¿no? ¿Los instrumentos de práctica sólo tienen ventajas?

Por supuesto que no. En primer lugar, es un equipo más que está en casa. Además, cuesta dinero. La mayoría de los instrumentos silenciosos, especialmente los de goma, se acercan bastante a la sensación de tocar de forma auténtica. Pero, por supuesto, un instrumento de práctica no es un sustituto al 100% de un instrumento real, así que no se pueden comparar 1:1. Pero esto no es lo que se supone que es. Como afirmación básica, se podría decir: un instrumento de práctica debería darte la oportunidad de practicar un instrumento que, de otro modo, sería ruidoso, fuera de los ensayos, con el fin de mejorar tu música y ponerte en forma con el instrumento también dentro de tu grupo. En definitiva, merece la pena hacerse con un instrumento silencioso, y nos gusta especialmente la opción sostenible de "compartir instrumento" y las opciones para principiantes, ya que así se garantiza que se utilice al máximo, se reducen los costes para el individuo y, de hecho, es bastante probable que uno practica más si tienes uno de estos instrumentos sólo de vez en cuando. ¿Qué les parece?


Aquí algunos ejemplos de instrumentos silenciosos tocados por los endorsers de Contemporânea: